Fray Carlos A. Azpiroz Costa, OP, designado obispo coadjutor de la arquidiócesis de Bahía Blanca

0

  Con gran alegría compartimos con ustedes la noticia que se dio a conocer esta mañana, de la designación por el Santo Padre de fray Carlos A. Azpiroz Costa, OP como obispo coadjutor de la arquidiócesis de Bahía Blanca.

Fray Carlos A. Azpiroz es fraile dominico y sacerdote, perteneciente a la Provincia Argentina de San Agustín, de la Orden de Predicadores y fue Maestro de la misma -es decir, superior general y sucesor del fundador Santo Domingo de Guzmán- durante el período 2001-2010. Al ser nombrado obispo coadjutor sucederá a Mons. Guillermo J. Garlatti al frente de la arquidiócesis cuando a sea efectiva la renuncia que todos los obispos presentan, conforme al derecho canónico, al cumplir los 75 años de edad.

mapaCompleto (816x1024)

 

La arquidiócesis de Bahía Blanca ocupa buena parte del sur de la Provincia de Buenos Aires, en Argentina, con una población de más de setecientos mil fieles, más de la mitad de los cuales se encuentran en las tres ciudades principales: Bahía Blanca, Punta Alta y Tres Arroyos, y el resto diseminada en pueblos y ciudades menores por los 87.000 km2 de territorio.

La ceremonia de consagración episcopal se llevará a cabo en Bahía Blanca el 22 de diciembre de este año.
 
 

  A continuación compartimos con ustedes una biografía de fray Carlos.

  Nació en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, el 30 de octubre de 1956. Es el octavo hijo de una familia de 14 hermanos, 13 varones y una mujer. Su madre, Nélida Victoria Costa Colombo, fallecida en 1976, era ama de casa y se dedicó especialmente a la crianza de su numerosa prole. Su padre, Francisco Azpiroz Gil, fallecido en 1988, era Ingeniero Agrónomo, administraba las propiedades de la familia y un campo (estancia) que resultó y resulta aún un lugar de encuentro para toda la familia. Su hermano menor, Fernando, es sacerdote de la Compañía de Jesús y reside en estos momentos en Macao. Tiene en total 35 sobrinos y 22 sobrinos nietos.

  Sus dos abuelos paternos eran españoles, navarros: Miguel Azpiroz Razquin nació en Huarte Araquil a los pies de las Sierras del Aralar y Enedina Gil San Martín era oriunda de Luquin, en Tierra Estella. Se conocieron en Buenos Aires y allí se casaron. Los abuelos maternos, Luis Julio Costa y María Colombo, eran argentinos pero con ascendencia italiana, los Costa eran oriundos de Génova y los Colombo de Milán.

  Realizó sus estudios primarios y secundarios en el Colegio Champagnat de Buenos Aires, de los Hermanos Maristas (1963-1974). Allí estudiaron los 13 hermanos varones. A los 18 años comenzó la carrera de Abogacía en la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA). Durante sus años de estudio trabajó junto a su padre en la empresa familiar (1975-1979). En 1978 fue elegido presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica Argentina (octubre 1978-octubre 1979).

  En 1978 conoció en la Universidad a dos profesores, frailes de la Orden de Predicadores, titular y asistente respectivamente de la cátedra de Teología Moral en la facultad de Derecho. Con ellos comenzó a dialogar acerca de sus inquietudes vocacionales. La inquietud fue transformándose en la certeza de un llamado a ser dominico, especialmente después de dos experiencias de retiro en el Noviciado de la Orden en Mar del Plata.

  Ingresó en el noviciado de la Provincia Argentina de San Agustín de la Orden de Predicadores, el 1° de marzo de 1980. Emitió su primera profesión el 28 de febrero de 1981 en manos de fr. Michel Jean Paul Ramlot, entonces Prior Provincial de la Provincia Argentina. Poco tiempo después aprobó el examen final de la última asignatura pendiente de la carrera obteniendo el título de Abogado por la UCA.

  Asignado al Convento San Alberto Magno en Buenos Aires (estudiantado de profesos simples, filósofos) comenzó sus estudios de Filosofía en el Centro de Estudios Institucionales, Convento Santo Domingo de Buenos Aires. El 10 de marzo de 1984 emitió la profesión solemne en éste convento en las manos de Fray Domingo María Basso, Prior provincial. Obtuvo el grado de Bachiller en Filosofía por la UNSTA (Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, universidad de la Provincia Dominicana Argentina). Comenzó sus estudios Teológicos en el Centro de Estudios Institucionales (afiliado a la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina) obteniendo el grado de Bachiller en Teología.

  Durante los años de estudiantado, fue profesor de Catequesis en el Colegio de las Hermanas Dominicas del Santísimo Rosario (Colegio Nuestra Señora del Rosario del Milagro en Floresta), e inició después su carrera docente universitaria como auxiliar de las cátedras de Antropología Teológica y Teología Dogmática en la Universidad Católica Argentina (en las Facultades de Ciencias Económicas y de Derecho); también como Asistente de Filosofía Social en la Facultad de Filosofía de la UNSTA. Pastoralmente trabajó acompañando a diversos grupos de jóvenes del Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana (Arquidiócesis de Buenos Aires) y en las actividades misioneras de la Provincia Argentina especialmente durante los meses de verano en Valcheta (Río Negro), el Alto (Catamarca), Maipú (Mendoza) y especialmente en Puerto Viejo – Lavalle (Corrientes). Estas actividades se desarrollaban en equipo, con frailes, religiosas dominicas y laicos vinculados de alguna manera a la Orden.

  Recibió la ordenación diaconal de manos del Cardenal Eduardo Francisco Pironio el 8 de agosto de 1986. Al año siguiente, en la vigilia de la Solemnidad de la Asunción, también el Cardenal Pironio le confirió la ordenación presbiteral. Al poco tiempo el Capítulo Provincial lo designó Secretario de Provincia. Continuaba entonces su actividad académica y pastoral (en especial como Asesor del Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana y responsable de la Misión en Puerto Viejo, en el departamento de Lavalle, diócesis de Goya, Corrientes).

  En septiembre de 1989 el Prior Provincial, de acuerdo con el entonces Maestro de la Orden, fr. Damián Byrne, lo envió a Roma para que estudiase Derecho Canónico en el Angelicum. Asignado al Convento de Santa Sabina, durante esos tres años, colaboró con diversos Asistentes del Maestro de la Orden en trabajos de Secretaría y fue síndico conventual de dicho convento por dos años. Obtuvo el Doctorado en Derecho Canónico en noviembre de 1992, habiendo luego publicado su tesis “El Capítulo Provincial en el Libro de las Constituciones y Ordenaciones de la Orden de Frailes Predicadores – Estudio comparado con las Constituciones de 1932“.

  Viviendo en Roma fue elegido prior del Convento San Martín de Porres (Mar del Plata), noviciado de la Provincia Argentina. Durante esos tres años desplegó también su actividad docente en la Universidad FASTA de Mar del Plata enseñando Introducción al Derecho en la carrera de Abogacía, Teología Moral y Teología Dogmática en otras carreras de la misma universidad. También dictó materias teológicas en el “Centro de Estudio y Reflexión”(CEDIER) de la Diócesis de Mar del Plata. Desde Mar del Plata viajaba a Buenos Aires para ejercer su ministerio como profesor de Derecho de la Vida Consagrada en la Facultad de Derecho Canónico de la UCA y profesor de Derecho Canónico en el Centro de Estudios de la Provincia Argentina de San Agustín. Fue encargado de la pastoral universitaria de la diócesis marplatense y trabajó especialmente con la Junta de religiosas de la diócesis (a través de conferencias y animando jornadas de reflexión). Acompañó el proceso de formación de la Junta diocesana de religiosos. En este tiempo, con la comunidad conventual, también se dedicó a la atención pastoral de diversos barrios cercanos al convento.

  El Capítulo Provincial de 1995 lo nombró Secretario de Provincia y fue elegido en noviembre de ese año Prior del Convento Santo Domingo de Buenos Aires, casa de formación de los estudiantes teólogos y sede del Centro de Estudios Institucionales. Allí retomó la docencia en la Universidad Católica Argentina y el Centro de Estudios Institucionales. Fue elegido miembro de la Junta de gobierno de la UNSTA (Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino). Su presencia en Buenos Aires volvió a vincularlo con el trabajo pastoral en el Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana. Siguió acompañando la labor pastoral – misionera en Puerto Viejo (Provincia de Corrientes) en el noreste argentino. Desde 1993 a 1997 fue miembro del Equipo de Reflexión Teológica de la Conferencia Argentina de Religiosos (CAR), después CONFAR (religiosos y religiosas).

  A mediados de 1997 el Maestro de la Orden, fr. Timothy Radcliffe lo nombró Procurador General de la Orden en Santa Sabina, Roma. Desde entonces fue profesor de “Derecho de la Vida Consagrada” en la Facultad de Derecho Canónico del Angelicum. Fue Rector de nuestra Basílica de Santa Sabina desde 1997 a fines de 2000. Participando como invitado -perito- en el Capítulo General electivo de Providence College -Estado Unidos-, fue elegido Maestro de la Orden de Predicadores el 14 de julio de 2001.

  Durante su mandato fue miembro de la Comisión Ejecutiva de la Unión de Superiores Generales (USG), miembro del así llamado “Grupo de los 16” (Comisión de enlace de la Unión de Superiores Generales y Superioras Generales con la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica) y del “Grupo de los 18” (Comisión de enlace de la USG y la UISG con la Congregación para la Evangelización de los Pueblos). Fue también presidente de la Comisión Jurídica de la USG.

  Participó como “Padre sinodal” (elegido por la USG) en la XI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos en 2005 (La Eucaristía en la vida y la misión de la Iglesia) y en la XII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos en 2008 (La Palabra de Dios en la vida y misión de la Iglesia).

Fray Carlos y el actual Maestro de la Orden de Predicadores fray Bruno Cadoré
Fray Carlos y el actual Maestro de la Orden de Predicadores fray Bruno Cadoré

  Concluyó su mandato en el Capítulo general electivo de Roma, el 5 de septiembre de 2010.

  Al poco tiempo de regresar a la Argentina (octubre de 2010) fue asignado por el Prior Provincial al Convento del Santo Rosario (Santo Domingo) de la ciudad de Tucumán. Nuevamente fue nombrado miembro de la Junta de gobierno de la UNSTA.

  En mayo de 2011 el Prior Provincial lo instituyó prior del Convento Santa Catalina de Siena (Santo Domingo) de la ciudad de Córdoba. Allí trabajó pastoralmente en el Santuario de Nuestra Señora del Rosario del Milagro, patrona de Córdoba. Acompañó especialmente a las Hermanas Dominicas de San José y las monjas contemplativas del Monasterio Santa Catalina de Siena en la misma ciudad de Córdoba. También colaboró con FASTA (Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino). Desde Córdoba retomó la docencia de Derecho Canónico en el Centro de Estudios de la Orden (CEOP), la Facultad de Derecho Canónico de la UCA y el Centro Santo Tomás (Dominicos de la Provincia de Aragón) en Buenos Aires.

  En el Capítulo Provincial de 2011 fue elegido Definidor (Consejero de Provincia).

  El 1º de marzo de 2014 fue nombrado Superior del Convento San Martín de Porres en Mar del Plata. Continuó su tarea docente y con la predicación de retiros a sacerdotes de diversas diócesis en la Argentina, monasterios de contemplativas y religiosas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.