Los cristianos celebran un tiempo para la creación

mensaje-del-papa-para-la-jornada-mundial-de-oracion-por-el-cuidado-de-la-creacion.

El Tiempo de la Creación, se lleva a cabo todos los años entre el 1 de Septiembre y el 4 de Octubre, invitando a 2.2 billiones de Cristianos a cuidar la creación y rezar por ella.

El 1 de Septiembre fue proclamado como el día de la Oración por la Creación (es decir día de la Creación) por el Patriarca Ecuménico Dimitrios I en 1989, y fue tomado por otras grandes Iglesias Europeas Cristianas en 2001 y por el Papa Francisco para la Iglesia Católica en 2015.

En los últimos años muchas iglesias cristianas han comenzado a celebrar el Tiempo de la Creación entre esa fecha y el 4 de octubre, que es la fiesta de San Francisco de Asís, la cual se festeja en algunos países occidentales.

Se tiene el propósito de dar flexibilidad para la celebración de servicios religiosos para la creación en fechas alternativas durante todo el mes, mientras se mantiene un compromiso de participación en las diferentes acciones de cuidado de la creación durante toda la temporada.Varias declaraciones, como las de los Obispos Católicos de Filipinas en 2003, la Tercera Asamblea Ecuménica Europea de Sibiu en 2007 y el Consejo Mundial de Iglesias en 2008, han llamado a que se considere este tiempo de un mes de duración como la Temporada de la Creación.

En la celebración de 2017 las comunidades Cristianas se comprometerán a través de acciones simbólicas en minas de carbón, campos de extracción petrolera y en otros lugares de destrucción ecológica.

cuidado-la-creacion

Leer mensaje


Compartimos una serie de recursos para organizar la oración.

También la Oración propuesta por el Papa Francisco en la encíclica Laudato Si.

Te alabamos, Padre, con todas tus criaturas, que salieron de tu mano poderosa.
Son tuyas,
y están llenas de tu presencia y de tu ternura. Alabado seas.
Hijo de Dios, Jesús,
por ti fueron creadas todas las cosas.
Te formaste en el seno materno de María, te hiciste parte de esta tierra,
y miraste este mundo con ojos humanos.
Hoy estás vivo en cada criatura
con tu gloria de resucitado. Alabado seas.
Espíritu Santo, que con tu luz
orientas este mundo hacia el amor del Padre y acompañas el gemido de la creación,
tú vives también en nuestros corazones para impulsarnos al bien.
Alabado seas.
Señor Uno y Trino,
comunidad preciosa de amor infinito,
enséñanos a contemplarte en la belleza del universo, donde todo nos habla de ti.
Despierta nuestra alabanza y nuestra gratitud por cada ser que has creado.
Danos la gracia de sentirnos íntimamente unidos con todo lo que existe.
Dios de amor,
muéstranos nuestro lugar en este mundo como instrumentos de tu cariño
por todos los seres de esta tierra,
porque ninguno de ellos está olvidado ante ti. Ilumina a los dueños del poder y del dinero
para que se guarden del pecado de la indiferencia, amen el bien común, promuevan a los débiles,
y cuiden este mundo que habitamos. Los pobres y la tierra están clamando:
Señor, tómanos a nosotros con tu poder y tu luz, para proteger toda vida,
para preparar un futuro mejor, para que venga tu Reino
de justicia, de paz, de amor y de hermosura. Alabado seas.
Amén.

.

.