120 años del Hogar Nuestra Señora del Milagro

hogar

.

Las Hermanas Dominicas de San José, de Córdoba, celebran los 120 años de vida del Hogar Nuestra Señora del Milagro, que trabaja para contener a las niñas en situación de riesgo y extremo abandono.

El arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos Ñáñez, presidió la misa en la basílica Santo Domingo y al finalizar, la Hna. Sonia Lucarelli dió una conferencia sobre cómo nació está hermosa obra de misericordia.

.

hogar03

hogar04

hogar02

.

 

No es difícil de reconocer que vivimos, en estos últimos años, una experiencia particularmente intensa de reconocimiento y celebración en torno a los grandes testigos de la fe desde mediados del siglo XIX, como el santo cura Brochero y la beata María del Tránsito Cabanillas; una experiencia que nos impulsa a la renovación de nuestro compromiso con Cristo y al anuncio gozoso de su Evangelio en la Córdoba de hoy.
En la misma época de renacimiento espiritual de Brochero y Cabanillas, tuvieron lugar la coronación pontificia de la Virgen del Rosario del Milagro y la creación del Hogar del Milagro de las hermanas dominicas de San José, dos acontecimientos maravillosos que orientan nuestra mirada hacia los testigos más sobresalientes de nuestra familia dominicana, como fray Reginaldo Toro y el Padre Pío Díaz Loza.
Fray Reginaldo, como obispo de Córdoba, tuvo el honor de realizar la coronación de la Virgen en 1892. Pero él es la punta de un iceberg de los testigos del evangelio de la familia dominicana de entonces. En las actas del capítulo conventual del año 1891, encontramos que el padre Díaz Loza, como prior del convento y en nombre de la comunidad de frailes y de los fieles de nuestra iglesia, había presentado a mons. Toro la coronación pontificia como un “proyecto” de nuestra comunidad. Fr. Reginaldo asumió este proyecto de la familia dominicana llevándolo a cabo a la perfección.
Cinco años después de este evento central para la vida de la Iglesia de Córdoba, el mismo padre Díaz Loza fundó, con la ayuda de un grupo de generosas damas del convento, el Hogar del Milagro destinado a albergar niñas que vivían en extrema indigencia. Por una maravillosa “diosidencia”, hoy se cumplen, a la vez, 120 años de la fundación de este hogar y 84 años de su pascua.
Nos alegra descubrir cómo este frailecito estuvo involucrado con estos dos acontecimientos tan significativos para nosotros: la coronación pontificia de la Virgen del Rosario del Milagro y la fundación del Hogar del Milagro. Los grandes santos de la Iglesia de Córdoba, como Brochero y Cabanillas, nos invitan a mirar a estos otros testigos más ocultos y apreciar la santidad tan cerca de nosotros y tan posible también para nosotros.
Como el Padre Díaz Loza, muchos otros hermanos y hermanas de esa época, nos han legado un tesoro de obras, testimonios y enseñanzas que estamos llamados a recrear con la entrega generosa de nuestra propia vida. Queremos agradecer, hoy, estos testimonios dominicanos de santidad y pedirle al Señor, por intercesión de la Virgen del Rosario, que podamos tenerlos siempre presentes como faros que nos guían en nuestra vocación y misión. Reflexionando sobre el desenlace de sus vidas, imitemos su fe. Es el mejor tributo que podemos hacerles y lo que necesita de nosotros hoy la Iglesia de Córdoba.
.
hogar01