Jornada Mundial de la Paz

rv21871_articolo

.

El 8 de diciembre de 1967, exactamente dos años después de la clausura del Concilio Vaticano II, el papa Pablo VI enviaba un mensaje a todos los hombres de buena voluntad, invitando a celebrar el Día de la Paz en todo el mundo, el primer día del año civil, 1 de enero de 1968. Sería nuestro deseo que después, cada año, esta celebración se repitiese como presagio y como promesa, al principio del calendario que mide y describe el camino de la vida en el tiempo, de que sea la paz, con su justo y benéfico equilibrio, la que domine el desarrollo de la historia futura… La propuesta de dedicar a la paz el primer día del año nuevo no intenta calificarse como exclusivamente nuestra, religiosa, es decir, católica; querría encontrar la adhesión de todos los amigos de la paz… La Iglesia católica procurará llamar a sus fieles a celebrar la Jornada de la Paz con las expresiones religiosas y morales de la fe cristiana; pero considera necesario recordar, a todos los que quieran compartir la oportunidad de tal Jornada, algunos puntos que deben caracterizarla, y el primero es la necesidad de defenderla paz frente a los peligros que la amenazan…

Esta celebración no debe alterar el calendario litúrgico que reserva el primer día del año al culto de la maternidad divina de María y al nombre de Jesús. Antes bien, estas santas y suaves memorias religiosas deben proyectar su luz de bondad, de sabiduría y de esperanza sobre la imploración, la meditación, la promoción del grande y deseado don de la paz de que el mundo tiene necesidad.

Así nacía, el 1 de enero de 1968, la Jornada Mundial de la Paz. El cardenal Roger Etchegaray, presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, decía en 1998 que la feliz iniciativa de Pablo VI, treinta años antes, fue como una botella con un mensaje lanzada al mar por Pablo VI. Todos estos mensajes están al alcance tanto de los pequeños como de los jefes de Estado, de los sencillos como de los políticos expertos; en definitiva, al alcance del corazón aún más que de la razón, de la razón aún más que de la fe… Estos mensajes tienen un eco extraordinario incluso en los países en los que los católicos son minoría. Son los textos pontificios citados más frecuentemente en los ámbitos internacionales, y contribuyen así a difundir por todas partes la doctrina social de la Iglesia.

.

banner-cat15

Leer mensaje 2018

.

A lo largo de 50 años, el conjunto de los mensajes pontificios para la Jornada Mundial de la Paz, en los pontificados de Pablo VI y de Juan Pablo II, constituyen todo un cuerpo de doctrina católica sobre la paz y la convivencia humana internacional. Basta con evocar los lemas de cada año para conocer el sentido y la evolución de esos mensajes.

.

Mensajes para la Jornada Mundial de la Paz

Mensajes del Papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz

Mensajes de Benedicto XVI para la Jornada Mundial de la Paz

Mensajes de Juan Pablo II para la Jornada Mundial de la Paz

Mensajes de Pablo VI para la Jornada Mundial de la Paz

.

.