Vamos a Betania

whatsapp-image-2019-04-06-at-13-11-54

Si hay algo que caracteriza al Retiro Entretiempo es su espíritu hospitalario. Es como la casa de Lázaro en Betania que con Marta y a María reciben a su amigo Jesús con familiaridad, lo hospedan. Así se sintieron hoy las mujeres de Entretiempo. Y las de la parroquia Virgen Inmaculada , se sintieron como cuando en casa hay fiesta y todos preparan las cosas y el corazón para recibir a las amigas, en este caso -además- “hermanas en Cristo”: las Mujeres de Entretiempo.

El Coro de Entretiempo se lució con múltiples guitarras, panderetas y percusiones, y fue muy emocionante escuchar tantas voces femeninas juntas, cantando y orando, y bailando también. Que si hay algo que te da el Entretiempo es la alegría de Jesús Resucitado en los corazones de cada una.

Fray Rafael Cúnsulo celebró la Misa del V Domingo de Cuaresma, cuyo Evangelio es el de la Mujer Adúltera (Jn 8,1-11). Y en su homilía, todas las mujeres pudieron reconocerse: primero las infieles, por supuesto, pero también las acusadoras que quieren lapidar a la adúltera. Un sermón muy actual con un fuerte mensaje de empoderamiento, no solo femenino sino del empoderamiento y dignidad que otorga recibir y dar el perdón y la misericordia divina: “Una cosa es la corrección fraterna y otra cosa es la acusación, con ganas de condenar. La misericordia tiene poder para perdonar pero también para develar al acusador. Jesùs perdona a la mujer adúltera porque ha develado el camino del acusador. La ternura de Jesús es mas grande que la falacia y la trampa del acusador. Pidamos la fuerza del Espíritu para ser testigos de la misericordia, para que muchas mujeres descubran cual es el acusador que no las deja vivir. Que así sea”

Leer nota completa