A Cristo crucificado

Versículos sobre la Pasión

 

A imitación de santa Catalina de Ricci (+ 1590) las comunidades de nuestra Orden se dieron con agrado a la meditación de la pasión del Señor cantando estos versículos que se dan a continuación y que se han tomado de la sagrada Escritura. También algunos de estos versículos pueden usarse en celebraciones de Cuaresma y también como preces de Vísperas.

Después de una breve monición (o lectura bíblica) ante la imagen o cuadro de nuestro Señor Jesucristo crucificado, el cantor entona con voz moderada lo siguientes versículos intercalando una pausa de meditación.

1. Mis amigos y compañeros se alejan de mí, *
mis parientes se quedan a distancia. Sal 37, 2

2. Encerrado no puedo salir, *
y los ojos se me nublan de pesar. Sal 87, 9b-10a

3. Y mi sudor era como de goterones de sangre, *
que bajaba hasta el suelo. Lc 2, 44b

4. Me acorrala una jauría de mastines, *
me cerca una banda de malhechores. Sal 21, 17

5. Ofrecí la espalda a los que me golpeaban *
la mejilla a los que mesaban mi barba. Is 50, 6a

6. No oculté mi rostro a los insultos *
ni a los salivazos. Is 50, 6a

7. Señor mío, todas mis ansias están en tu presencia, *
no se te ocultan mis gemidos. Sal 37, 10

8. Los soldados trenzaron una corona de espinas; *
y se la pusieron en la cabeza. Jn 19, 2

9. Me taladran las manos y los pies, *
puedo contar mis huesos. Sal 21, 17b-18a

10. En mi comida me echaron hiel, *
para ml sed me dieron vinagre. Sal 68, 22

11. Al verme se burlan de mí, *
hacen visajes y menean la cabeza. Sal 21, 8

12. Ellos me miran triunfantes, *
se reparten mi ropa, echan a Suerte mi túnica. Sal 21, 19

13. A tus manos encomiendo mi espíritu, *
tú, el Dios leal, me librarás. Sal 30, 6

Aquí el coro repite:
A tus Manos, etc.

14. Acuérdate, Señor, de tus Siervos, *
cuando llegues a tu reino. Lc 23, 42

En voz más alta:
15. Jesús dio otro grito fuerte, *
y exhal6é el Espíritu. Mt 27, 50

Cantado esto se hace una pausa de silencio más prolongada y la asamblea se arrodilla o se postra; el cantor prosigue con los versículos, pero en voz más alta y haciendo una breve pausa entre ellos.

16. Cantaré eternamente *
las misericordias del Señor. Sal 88, 2

17. Él soportó nuestros sufrimientos, *
y aguantó nuestros dolores. Is 53, 4

18. Fue traspasado por nuestras rebeliones, *
triturado por nuestros crímenes. Is 53, 5

19. Todos errábamos como ovejas, *
cada uno siguiendo su camino. Is 53, 6a

20. El Señor descargó sobre él *
todos nuestros crímenes. Is 53, 6b

21. Despierta, Señor ¿por qué duermes? *
Levántate, no nos rechaces más. Sal 43, 24

El coro repite:
Despierta, Señor, etc.

El cantor repite a su vez:
Despierta, Señor, etc.

22. Él es mi Dios y mi Salvador; *
confiaré y no temeré. Is 12, 2

23. Te rogamos, pues, que vengas en ayuda de tus siervos *
a quienes redimiste con tu preciosa sangre. Te Deum, 15

Para terminar, se puede cantar:
V. Jesús benigno, ten misericordia de nosotros.
R. Pues padeciste con gran clemencia por nosotros

Oremos:
Mira, Señor de bondad, a tu familia santa, por la cual Jesucristo nuestro Señor aceptó el sacrificio de la cruz, entregándose a sus propios enemigos. El cual vive y reina contigo por los siglos de los siglos.

Después de la oración la asamblea puede, si se cree oportuno, venerar el crucifijo o cuadro, mientras se puede cantar el himno Vexilla Regis, u otro canto apropiado.

 

Oración a Cristo crucificado

Te pido, Señor Jesucristo,
que mi mente se vea absorta por la ardiente y dulce fuerza de tu amor
presente en todas las cosas que hay bajo el cielo
a fin de que me consuma en amor de tu amor,
ya que por amor a mi amor
te has dignado morir en el madero de la cruz.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Últimas noticias

Mi casa es tu casa…

Capítulo General de Definidores   «Sabemos que santo Domingo quería que los hermanos abrazaran la forma de vida apostólica, incluyendo la forma apostólica de tomar

Leer más

Encuentro de Provincia 2022

Motivaciones Como cada año, nuestra comunidad Provincial se reunirá en Córdoba para compartir tres días de fraternidad, oración y reflexión. Después de tres años, interrumpidos

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Deseas recibir todas las novedades?

Déjanos tu correo electrónico y te enviaremos todo lo que iremos haciendo.