La Orden de Predicadores es una familia religiosa fundada por Santo Domingo de Guzmán y confirmada por el Papa Honorio III en 1216.
Al servicio del Evangelio y en unión con toda la Iglesia, nuestra Orden recibió la misión de proclamar el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo siguiendo sus huellas. Dedicándonos por entero a la evangelización de la Palabra de Dios.

El juego de la muerte y de la resurrección

28 de febrero de 2021Gn 22, 1-2.9-13.15-18 | Sal 115, 10.15.16-17.18-19 | Rm 8, 31b-34 + Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Marcos 9, 2-10 Querido hermano en Cristo Jesús: En nuestros días es común oír opiniones negativas acerca de las actividades lúdicas, de todo aquello que es recreativo en el ser humano. Refieren a ellas como un mero “pasatiempo”, “algo de niños”, como una “pérdida de tiempo” y una “distracción innecesaria” frente al mundo “ocupado”, “adulto” y “serio” del trabajo y la producción. Pero, ¿qué es el juego? Simplemente podríamos pensarlo como un mundo de significación que constituye sus propias reglas y son válidas para quien entra en él, pero este mundo y sus reglas se disuelven una vez que el juego ha concluido. De otra manera, el juego sería aquello que aun teniendo un sentido propio carece de propósito y es por esto mismo que

Leer más

El juego de la muerte y de la resurrección

28 de febrero de 2021Gn 22, 1-2.9-13.15-18 | Sal 115, 10.15.16-17.18-19 | Rm 8, 31b-34 + Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Marcos 9, 2-10 Querido hermano en Cristo Jesús: En nuestros días es común oír opiniones negativas acerca de las actividades lúdicas, de todo aquello que es recreativo en el ser humano. Refieren a ellas como

Leer más

VOCACIONES OP

Si sientes que Dios te llama a construir su Reino junto a otros, en vidas y sueños compartidos, en una fraternidad de hermanos que se comprometen desde el amor, la libertad, y el anhelo de un mundo mejor.

Si crees que la propuesta de Santo Domingo puede ser tu lugar, al que Dios te llama y en el que Él te sueña, estamos a tu disposición para ayudarte.

Necesitamos de tu ayuda para afrontar nuestras misiones y la formación de los hermanos más jóvenes.