La Orden de Predicadores es una familia religiosa fundada por Santo Domingo de Guzmán y confirmada por el Papa Honorio III en 1216. Al servicio del Evangelio y en unión con toda la Iglesia, nuestra Orden recibió la misión de proclamar el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo siguiendo sus huellas. Dedicándonos por entero a la evangelización de la Palabra de Dios.

Fray Gonzalo Costa OP

Datos biográficos   El terremoto de 1944 El 15 de enero del año 1944 a las 20:53 horas y por espacio de 18 segundos (Diario Tribuna, Año XIII. San Juan,  lunes 10 de abril de

Leer más

Reelección del Prior Provincial

Noticias del Capítulo En la solemnidad de Cristo Rey, fray Juan José Baldini, OP, aceptó continuar por un nuevo cuatrienio como Prior Provincial de la Provincia Argentina de San Agustín de la Orden de Predicadores,

Leer más

Pentecostés

Liturgia de la Palabra Año «B»   Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar Lectura de los Hechos de los apóstoles     2, 1-11     Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De pronto, vino del cielo un ruido, semejante a una fuerte ráfaga de viento, que resonó en toda la casa donde se encontraban. Entonces vieron aparecer unas lenguas como de fuego, que descendieron por separado sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en distintas lenguas, según el Espíritu les permitía expresarse.    Había en Jerusalén judíos piadosos, venidos de todas las naciones del mundo. Al oírse este ruido, se congregó la multitud y se llenó de asombro, porque cada uno los oía hablar en su propia lengua. Con gran admiración y estupor decían:   

Leer más

Pentecostés

Liturgia de la Palabra Año «B»   Todos quedaron llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar Lectura de los Hechos de los apóstoles     2, 1-11     Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De pronto, vino del cielo un ruido, semejante a una

Leer más

VOCACIONES OP

Si sientes que Dios te llama a construir su Reino junto a otros, en vidas y sueños compartidos, en una fraternidad de hermanos que se comprometen desde el amor, la libertad, y el anhelo de un mundo mejor.

Si crees que la propuesta de Santo Domingo puede ser tu lugar, al que Dios te llama y en el que Él te sueña, estamos a tu disposición para ayudarte.

Necesitamos de tu ayuda para afrontar nuestras misiones y la formación de los hermanos más jóvenes.