La Orden de Predicadores es una familia religiosa fundada por Santo Domingo de Guzmán y confirmada por el Papa Honorio III en 1216.
Al servicio del Evangelio y en unión con toda la Iglesia, nuestra Orden recibió la misión de proclamar el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo siguiendo sus huellas. Dedicándonos por entero a la evangelización de la Palabra de Dios.

PRÆDICATOR GRATIÆ

Carta del Santo Padre al Maestro de la Orden de Predicadores con motivo del VIII Centenario de la muerte de Santo Domingo de Caleruega A

Leer más

PRÆDICATOR GRATIÆ

Carta del Santo Padre al Maestro de la Orden de Predicadores con motivo del VIII Centenario de la muerte de Santo Domingo de Caleruega A

Leer más

La gran “y” del matrimonio

Domingo XVII   25 de julio de 20212Re 4, 42-44 | Sal 144, 10-11.15-16.17-18 | Ef 4, 1-6 + Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Juan 6, 1-15 Uno de los rasgos más claros del pensamiento católico, de la mirada propiamente católica sobre la realidad es la capacidad de tener una visión de unidad que no viole las legítimas diferencias. Pablo lo ha proclamado hoy: “Un solo Señor, una sola Fe, un solo Bautismo, un solo Dios y Padre de todos”, en una unidad que requiere la mutua aceptación en el amor teologal. Apoyados en nuestra fe y en nuestra razón, sabemos que todo remite a un principio de unidad, no de disgregación. Por el contrario, un pensamiento falsamente emancipado de su relación con el Creador solo parece ver oposiciones: oposiciones de clases sociales, oposiciones de intereses económicos o de derechos puramente individuales, oposición de

Leer más

La gran “y” del matrimonio

Domingo XVII   25 de julio de 20212Re 4, 42-44 | Sal 144, 10-11.15-16.17-18 | Ef 4, 1-6 + Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Juan 6, 1-15 Uno de los rasgos más claros del pensamiento católico, de la mirada propiamente católica sobre la realidad es la capacidad de tener una visión de unidad que

Leer más

VOCACIONES OP

Si sientes que Dios te llama a construir su Reino junto a otros, en vidas y sueños compartidos, en una fraternidad de hermanos que se comprometen desde el amor, la libertad, y el anhelo de un mundo mejor.

Si crees que la propuesta de Santo Domingo puede ser tu lugar, al que Dios te llama y en el que Él te sueña, estamos a tu disposición para ayudarte.

Necesitamos de tu ayuda para afrontar nuestras misiones y la formación de los hermanos más jóvenes.