d925102f-16ad-4471-9455-2cc4ea525d0e-1766-0000013ed77df114_file

“Dejáis de lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres”

Domingo XXII

 

29 de agosto de 2021
Dt 4, 1-2.6-8 | Sal 14, 2-3a.3cd-4ab.4cd-5 | St 1, 17-18.21b-22.27

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Marcos 7, 1-8.14-15.21-23

La deformación de la religión en aquel tiempo, es la que padecemos también ahora; cuando nosotros los pastores, que deberíamos transmitir la Palabra de Dios para que ilumine y enriquezca todas las actividades humanas, predicamos sin evangelizar, sin Evangelio. Cuando predicamos sociología, filosofía, estética, ecología, fraternidad humana, cambio climático: cuando parecemos masones o ateos.

Cuando ejercitamos la religión, pero olvidando que es una virtud cristiana, y por tanto que Dios nos la dio para hacernos virtuosos, y no para entretenernos con juegos musicales y encuentros comunitarios. Cuando pensamos la pastoral como una corrección (o incorrección) gramatical, olvidando conducir las ovejas a la honra y reverencia debida a Dios. Cuando atropellamos la conciencia de los fieles, obligándolos a que actúen como nuestro criterio “humano” nos guía, guía ciego que nos conduce al pozo. Cuando parecemos niños-infantilizados, autoconvenciéndonos de “lo bien que está la Iglesia, nuestra Orden”, etc. Cuando nuestro corazón está lejos de Dios y cerca de nosotros mismos.

Cristo nos llama en este Evangelio a nosotros los pastores, a hacer un gran examen de conciencia, porque abandonamos la oveja extraviada (extraviada porque es de “otra línea”) para entretenernos con las ovejas amigas.

La religión pura y limpia no sólo se ocupa de los ritos sagrados, sino de “contemplar” los misterios de Dios, y de “transmitir a los otros lo contemplado”. El pastor debe “estar en Dios y Dios en él”, y ser como decían del Cura Brochero: “allá traslasierra hay un pastor que cree y vive lo que predica”.

Fray Rafael María Rossi OP
Mendoza, Argentina

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

La novedad del mandamiento

Quinto domingo de Pascua   15 de mayo de 2022Hch 14,21b-27 | Sal 144,8-9.10-11.12-13ab | Ap 21,1-5a + Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Juan 13,31-33a.34-35 Queridos hermanos: «Les doy un

Leer más

Conozco a mis ovejas

Cuarto domingo de Pascua   08 de mayo de 2022Hch 13,14.43-52 | Sal 99,2.3.5 | Ap 7,9.14b-17 + Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Juan 10,27-30 En este Domingo, cuarto de

Leer más

«¡Es el Señor!»

Tercer domingo de Pascua   01 de mayo de 2022Hch 5,27b-32.40b-41 | Sal 29,2.4.5-6.11.12a.13b | Ap 5,11-14 + Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Juan 21,1-19 La clave del Evangelio de

Leer más

Cristo ¡Ah resucitado!

Domingo de la Divina Misericordia   24 de abril de 2022Hch 5,12-16 | Sal 117,2-4.22-24.25-27a | Ap 1,9-11a.12-13.17-19 + Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Juan 20,19-31 ¡Cristo verdaderamente ha resucitado!

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Deseas recibir las reflexiones del Evangelios?

Déjanos tu correo electrónico y te enviaremos todo lo que iremos haciendo.