Los signos del Adviento

Misa «Rorate»

La Misa «Rorate» comienza tradicionalmente antes del amanecer, todos los días durante el Adviento. Los niños caminan a la Iglesia a través de la oscuridad, llevando pequeños faroles encendidos. La iglesia está a oscuras excepto por la luz de velas y faroles. El himno Rorate caeli comienza en la oscuridad, que simboliza la oscuridad del mundo antes de que la luz de Cristo apareció en la Navidad. Durante el himno, los sacerdotes y los niños, van llevando sus linternas, en procesión por la iglesia. Al final de la misa, el sol empieza a nacer, es el amanecer de un nuevo día y un memorial de la Luz Verdadera de Cristo que destierra la obscuridad del pecado y de la muerte.

Espiritualmente, el Adviento es el amanecer. Todavía no es la luz brillante de la Navidad. El Adviento es un tiempo de preparación para algo excesivamente alegre que todavía está por venir. Es un tiempo de penitencia, cuando nuestras almas todavía están luchando a través de la oscuridad, en busca de la Luz. Hay un anhelo y esperanza en Adviento. Nuestras velas y cirios en una Misa «Rorate» son símbolos de nuestro anhelo por la venida del Salvador, cuya luz ya está amaneciendo.

San Nicolás

¿Quién fue San Nicolás de Mira o de Bari? ¿Por qué lo celebramos? Por qué es como un símbolo de la bondad y la fantasía creadora de la Navidad? El amado obispo Nicolás de Mira, no sólo deslumbró en la Iglesia por su enérgica defensa de la Divinidad del Hijo de Dios, un sólo Dios con el Padre, como lo proclamó contra Arrio el concilio de Nicea; además, su memoria ha quedado ligada a la Navidad del Hijo de Dios, el mayor regalo del Amor de Dios a nosotros, por la constante caridad del Santo para con los necesitados, los niños y los enfermos. Nicolás es una imagen perfecta de Jesús que, en su Navidad, se hizo el «Regalo» de Dios por excelencia para nosotros: pobres, débiles, indiferentes e ingratos.

Navidad se ha convertido en la fiesta de los regalos para imitar a Dios que se ha dado a sí mismo. ¡Dejemos que esto haga mella en nuestro corazón, nuestra alma y nuestra mente! Entre tantos regalos que compramos y recibimos no olvidemos el verdadero regalo: darnos mutuamente algo de nosotros mismos. Darnos mutuamente nuestro tiempo. Abrir nuestro tiempo a Dios. Así la agitación se apacigua. Así nace la alegría, surge la fiesta. Y en las comidas de estos días de fiesta recordemos la palabra del Señor: «Cuando des una comida o una cena, no invites a quienes corresponderán invitándote, sino a los que nadie invita ni pueden invitarte» (cf. Lc 14,12-14). Precisamente, esto significa también: Cuando tú haces regalos en Navidad, no has de regalar algo sólo a quienes, a su vez, te regalan, sino también a los que nadie hace regalos ni pueden darte nada a cambio. Así ha actuado Dios mismo: Él nos invita a su banquete de bodas al que no podemos corresponder, sino que sólo podemos aceptar con alegría. ¡Imitémoslo! Amemos a Dios y, por Él, también al hombre, para redescubrir después de un modo nuevo a Dios a través de los hombres, San Nicolás nos ponga en camino hacia Jesús que nos regala su Caridad.
San Nicolás ¡Ruega por nosotros y por la Iglesia!

Fray Marco Antonio Foschiatti OP

Oración de petición

Te pedimos, Padre, por nuestra Santa Iglesia Católica que se prepara para la venida de tu Hijo, para que siempre tengamos fijos los ojos en Aquél que nos trae la reconciliación.

Ven Señor Jesús

Te rogamos por la paz en el mundo, para que en este tiempo de Adviento se viva con mayor intensidad el amor y la solidaridad.

Ven Señor Jesús

Te pedimos, Padre, por cada uno de nosotros, para que hagamos esfuerzos por caminar al encuentro del Señor Jesús, que es la «Luz del Mundo».

Ven Señor Jesús

Te rogamos también por nuestra familia, para que a ejemplo de la familia de Nazaret vivamos el amor mutuo y nos preparemos para la venida de tu Hijo.

Ven Señor Jesús

Te pedimos que Santa María aliente nuestros pasos en este Adviento, y sea Ella quien nos enseñe a crecer en confianza y esperanza en la venida del Reconciliador.

Ven Señor Jesús

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Últimas noticias

Breve historia A los dominicos pertenece el origen del «Rosario Perpetuo»: método de oración que asegura para todas las horas del día y de la

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Deseas recibir todas las novedades?

Déjanos tu correo electrónico y te enviaremos todo lo que iremos haciendo.